jueves, 3 de febrero de 2011

Diagnóstico y objetivos en el proyecto socioeducativo

Diagnóstico y objetivos en el proyecto socioeducativo.

El diagnóstico es la primera de las fases en el diseño de un proyecto socioeducativo. Realizar un diagnóstico en educación significa realizar un análisis de la realidad, implica el reconocimiento lo más completo posible de la situación objeto de intervención. Solo conociendo el contexto en el que se quiere actuar es posible planificar una acción adecuada.


Los objetivos en el proyecto socioeducativo son los logros que queremos alcanzar con la ejecución de una acción educativa planificada. Los objetivos son necesarios en cualquier proyecto y tienen que ser explícitos ya que constituyen la finalidad del proyecto. Los objetivos son la referencia principal en el desarrollo del proyecto y de la intervención, indican la dirección a seguir y dan coherencia al plan de acción.






Diagnóstico y Objetivos. La intervención en educación social debe de ser planificada sistemáticamente ya que solo así podemos asegurar el cumplimiento de unos objetivos previamente definidos. Con el fin de mejorar la realidad a través de la intervención socioeducativa surge la necesidad de diseñar proyectos que concreten los elementos necesarios para conseguir unos objetivos deseables. Podemos resumir el diseño del proyecto educativo concretando los siguientes pasos:
Realización de un diagnóstico
que nos lleva a la detección de necesidades y a establecer las prioridades en la intervención
lo que nos permite delimitar unos objetivos posibles
para poder a través de una metodología concreta
realizar la intervención
Posteriormente se realiza una evaluación de todos los procesos de la intervención.
Tanto la realización del diagnóstico como la delimitación de los objetivos son tareas imprescindibles en el desarrollo del proyecto y la intervención social.
El diagnóstico nos permite a través del estudio exhaustivo de la realidad conocer todos los elementos sobre los cuales se quiere realizar la intervención para así poder descubrir el problema y llegar a comprenderlo para buscarle una solución adecuada. El diagnóstico empieza con la detección de las necesidades, entendiendo estas como la discrepancia entre lo que debería ser y lo que es. Los objetivos del proyecto siempre se basarán en el cubrimiento o solución de las necesidades reales que se detectan en el diagnóstico.
Tras conocer exhaustivamente las necesidades objeto de intervención estas se pueden agrupar y clasificar para establecer prioridades que nos permitan delimitar un orden de actuación según la urgencia que presten cada una de las necesidades.
Sólo después del diagnóstico se podrán establecer unos objetivos realmente asumibles. Los objetivos deben de ser claros de modo que sean fácilmente identificables, deben de ser factibles de acuerdo con los recursos disponibles y la metodología y los plazos previstos, y también deben de tener una relación lógica con los problemas que se pretenden solucionar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails